Quizás te interese:

10 señales de que no es tu cuerpo sino tu alma...

Aunque no lo notemos, el alma duele, se quiebra de la misma forma que un hueso roto y por ello también necesita su tiempo...

Dorada al Horno con Patatas